Incontinencia Pediátrica

La incontinencia en edad pediátrica es muy frecuente. Tanto, que muchas veces se toma como algo natural. De hecho, así lo es durante los dos
primeros años del niño, pues orinan de forma involuntaria. Sin embargo no es normal a ninguna edad que el niño tenga la ropa interior
constantemente mojada, ni precisar pañales durante el día a partir de los 3 años, ni durante la noche a partir de los 5 años.
 
La incontinencia infantil supone un problema para el niño y adolescente, pues limita su vida social y cambia su carácter. Además de ser un problema
familiar porque pone a prueba la paciencia de los padres.
 
Existen muchos tipos de incontinencia infantil, que van desde la Enuresis Nocturna simple o no complicada, a la incontinencia por malformaciones urológicas complejas (no todas se descubren al nacer) o por problemas neurológicos. Hay incontinencias que pueden estar condicionadas por otras patologías tales como la diabetes o la infección de orina. Otras veces puede se causa o consecuencias de problemas psicológicos. Incluso puede
aparecer por malos hábitos miccionales y ser favorecido por el estreñimiento o alguna medicación.
 
Debido a las múltiples causas de incontinencia en edad pediátrica, existen muchos posibles tratamientos. Lo importante es que se corrigen con el
tratamiento adecuado haciendo que el niño y el adolescente recuperen su autoestima y su vida social.